Health Care & Nutrition  ›   Pienso  ›  

El potasio en la alimentación animal

Un electrolito vital

Al igual que en las personas, en los animales el elemento potasio es también un mineral vital. En los animales, la mayor parte del potasio se encuentra en el líquido del interior de las células. Solo alrededor de un dos por ciento se encuentra en los líquidos corporales fuera de las células. Por lo tanto, la importancia del potasio es muy grande para el funcionamiento de las células.

Indispensable para el funcionamiento celular

Al contrario que las sales minerales cristalizadas de los huesos o los dientes, los electrolitos se hallan disueltos en el cuerpo, en forma de partículas con carga eléctrica (iones). Como iones son capaces, dentro de los líquidos corporales, de conducir corriente eléctrica y con ello impulsos nerviosos. En la conducción de excitación en las células musculares y nerviosas, el potasio –junto con el electrolito sodio– desempeña un papel significativo. Es además importante para la regulación de la presión osmótica en las células, y con ello para su conservación y funcionamiento. El potasio participa en la activación de diversos enzimas e influye en el equilibrio ácido-base.

Su carencia puede dañar en especial al corazón

La carencia de potasio puede expresarse en forma de, entre otras cosas, disfunciones musculares y nerviosas. Los posibles síntomas incluyen, por ejemplo, debilidad muscular, bajada de la presión arterial, deficiente movilidad intestinal e incluso convulsiones. En especial puede verse afectada la formación y transmisión de impulsos en el corazón, con la posible consecuencia de trastornos del ritmo cardiaco. En gatos se ha observado además que la carencia de potasio afecta al funcionamiento renal y puede provocar anorexia.

 

Folletos

Kasa K99® – High-purity Potassium Chloride for Balanced Animal Nutrition (English)

Descargar

Pedir

 

KaSa® – Natural Mineral Salts for Animal Health (English)

Descargar

Pedir

 

Ingesta diaria a través de la alimentación

El potasio no puede ser producido por el propio cuerpo. Por eso, debe ingerirse diariamente a través de la alimentación. Puede producirse una carencia si se ingiere demasiado poco potasio o a causa de alcalosis metabólica. Pueden además producirse daños si se expulsa demasiado potasio a través de la orina –a causa también de los diuréticos–, el intestino, el sudor o el vómito. Puede darse un exceso de potasio asimismo por una reducida eliminación debida a una enfermedad o por una ingesta excesiva. Los riñones y su funcionamiento desempeñan un papel significativo en la regulación del metabolismo del potasio. En gatos y perros con afecciones renales y carencia de potasio, los veterinarios recomiendan dado el caso un suplemento potásico en dosis apropiadas.

Suplemento selectivo en perros, gatos y caballos

Los piensos habituales en el mercado para perros y gatos reciben por lo general un suplemento ajustado de potasio durante su fabricación. En el ganado, sus necesidades suelen estar cubiertas en la mayoría de los casos por los piensos básicos o concentrados, ricos en potasio. En caballos de competición, que pierden muchos líquidos corporales a través del sudor, pueden administrarse por ejemplo preparados electrolíticos con cloruro potásico para recuperar a corto plazo el nivel de minerales.

KaSa K99® – para el suministro de potasio a animales

Para la adición de potasio a los piensos ofrecemos nuestro cloruro potásico de gran pureza KaSa K99®. Fabricantes de piensos líderes mundiales añaden KaSa K99® a sus productos, por ejemplo para enriquecer piensos para gatos y perros. KaSa K99® es un producto de origen natural, fabricado en Alemania, certificado según DIN EN ISO 9001 y siguientes, así como según GMP+, y reconocido por QS. Cumple en todos los aspectos las disposiciones de la normativa europea sobre alimentos y piensos y está permitido también para su uso en la agricultura ecológica.

 

Gustosamente responderemos todas sus preguntas sobre KaSa K99® en una conversación en persona.

Seleccionar un sitio web