Fertilizantes  ›   Noticias  ›  

02-dic-2013

Fertilización de la patata – ¿sulfato de potasio o cloruro de potasio?

De todos los nutrientes, el potasio es el que tiene la mayor influencia en la calidad interna y externa de la patata. En primer lugar, es importante que el potasio sea puesto a disposición en cantidad suficiente. En cuanto a la sistemática de los niveles de disponibilidad en Alemania, conviene tratar de lograr en el caso del potasio en el cultivo de la patata el área superior del nivel de fertilización C.

 

Debe prestarse particular atención en el cultivo de la patata a la forma del nutriente potasio. Para el abonado de fondo está disponible el potasio en forma sulfatada o clorurada. El cloruro de potasio está presente, por ejemplo, en el estiércol líquido, mientras que los abonos minerales son ofrecidos tanto en forma sulfatada como clorurada. La forma de potasio tiene un efecto importante en los parámetros de calidad, como el contenido de almidón en el tubérculo y el sabor – para ello se recomienda el sulfato de potasio.

 

También se debe tener en cuenta que el aporte excesivo de cloruro puede provocar un impacto negativo en la cosecha – lo cual también ocurre en muchas otras especies de plantas hortícolas (véase gráfico).

El sulfato de potasio favorece el contenido de almidón

Se sabe desde hace mucho tiempo que el uso de cloruro de potasio, a diferencia del sulfato de potasio, reduce el contenido de almidón en la patata entre un 0,5 y 2,5 por ciento. Los iones de cloruro impiden el transporte de los carbohidratos de la fotosíntesis desde las hojas al tubérculo. Esto ocasiona una retención de almidón en las hojas, mientras que en los tubérculos se almacena muy poco almidón. Además, el cloruro también es responsable de una mayor presión interna de la célula y de un menor contenido de materia seca en los tubérculos.

 

Especialmente en el cultivo de la patata de consumo se suele exceder el contenido de almidón característico para esta variedad en suelos de calidad buena hasta muy buena (suelos de loess arcilloso), provocando que estas variedades pierdan, al menos en parte, su resistencia a la cocción. El abonado con cloruro de potasio en primavera o también en otoño ayuda en estos casos a la reducción deseable del almidón. Sin embargo, esta práctica puede ir acompañada de pérdidas en el rendimiento, por lo que solo debe ser realizada cuando se espere un excesivo contenido de almidón en suelos de buena calidad.

El sulfato de potasio favorece el sabor

Generalmente en los suelos ligeros, que son característicos para el cultivo de la patata, no surge el problema del contenido excesivo de almidón en las variedades destinadas al consumo. Un abonado con cloruro de potasio ocasiona rápidamente aquí la reducción del contenido de almidón muy por debajo del valor específico para cada variedad. Esto afecta considerablemente la calidad de las patatas de consumo ya que, por un lado, el interior de los tubérculos se vuelve más acuoso y, por otro lado, se disminuye su capacidad de almacenamiento. Debido a que el almidón es también un importante portador de sabor, esto produce que la patata no tenga el buen sabor que el consumidor espera encontrar en una buena patata de consumo. Por el contrario, un abonado con sulfato de potasio da lugar a un mayor contenido de materia seca en el tubérculo, lo cual repercute en un sabor exquisitamente intenso si se combina con una excelente relación entre almidón:proteína (12 - 16 : 1). Especialmente quienes comercializan directamente no deben subestimar esta característica de calidad.

La patata es sensible al cloruro

Por las razones anteriormente expuestas se considera a las patatas de almidón y a las destinadas a la producción como sensibles al cloruro, y a las patatas de siembra y de consumo como condicionalmente resistentes al cloruro. En el caso de la patata de consumo, el abonado puede ser efectuado en parte o completamente con cloruro de potasio, siempre que sea realizado oportunamente antes del comienzo de la vegetación. Incluso, bajo determinadas condiciones, se recomienda la aplicación en otoño del año anterior. Con ello se quiere lograr que la mayor parte del contenido de cloruro de los fertilizantes potásicos sea trasladada a las capas más profundas del suelo o lixiviada. Sin embargo, en ello se corre el riesgo – especialmente en suelos ligeros – de que las precipitaciones elevadas también puedan ocasionar pérdidas por lixiviación del potasio. Por el contrario, en suelos pesados puede ocurrir que el cloruro retorne con ayuda del flujo capilar de agua durante los meses de verano al área de las raíces de la patata, donde posiblemente manifestará su impacto negativo de forma completamente inesperada.

 

En el caso de las patatas de almidón y de las destinadas a la producción, el abonado potásico debe ser realizado principalmente o incluso exclusivamente en forma sulfatada. Siempre se desea un contenido de almidón más o menos elevado cuando las patatas son empleadas para estos fines. Las especificaciones de las diferentes industrias transformadoras de la patata y el monto del sobreprecio constituyen la norma para el contenido de almidón. Un abonado solamente con cloruro de potasio es aquí muy riesgoso y conduce fácilmente al fracaso.

Se deben tener en cuenta muchos factores

No se pueden generalizar fácilmente las recomendaciones de fertilizantes para la patata con respecto a la forma de potasio. Prácticamente no existen recomendaciones globales. La elección de la forma de potasio en el abonado de la patata depende demasiado de varios factores. Se debe tener en cuenta lo siguiente

  • la forma de uso posterior,
  • la variedad de patata,
  • el momento de aplicación del abono,
  • el tipo de suelo
  • y otras características del lugar,
  • así como la pluviosidad y su distribución.

Ir a lo seguro con el sulfato de potasio

Teniendo en cuenta los riesgos mencionados, el productor de patata de consumo haría bien en efectuar el abonado al menos en parte (la mitad o dos tercios del mismo) con sulfato de potasio. Sin embargo, en el caso de la patata temprana de consumo se aconseja realizar siempre un abonado solo con sulfato, por ejemplo con Patentkali®.

Atrás, a la lista de noticias

Seleccionar un sitio web