Fertilizantes  ›   Noticias  ›  

27-ago-2012

Evitar los daños causados por las heladas: El potasio ayuda

Las temperaturas muy por debajo del punto de congelación implican estrés para las plantas y pueden ocasionar daños considerables. Durante el invierno pasado se vieron afectadas solamente en Alemania 660.000 hectáreas de cereal y colza. Las temperaturas descendieron hasta menos 28 °C por dos semanas en febrero. Muchas veces los agricultores no tuvieron más remedio que roturar y resembrar la tierra con cereales de primavera en aquellos lugares donde los cultivos estuvieron expuestos a la helada sin una capa protectora de nieve.

 

También las heladas dañaron los cultivos en muchas otras regiones del mundo. Esto se pudo apreciar en extensas partes de Europa y Norteamérica, pero también en las zonas elevadas de Asia y Sudamérica.

Daños ocasionados por la destrucción invernal a principios de 2012 en Alemania (fotos: Elfrich, K+S KALI GmbH)

La helada repercute en muchas funciones de la planta, habiendo por lo tanto varias causas para los daños producidos por las heladas:

Muerte por hielo: Azúcar y potasio como anticongelantes

Aquí, las células son destruidas por los cristales de hielo. Las plantas se pueden proteger almacenando potasio y azúcar en las células. Ambos reducen el punto de congelación del jugo celular, actuando así como un anticongelante. Si se extrae agua debido a la formación de hielo en los espacios intercelulares de la célula, entonces aumenta la concentración de potasio y azúcar en el interior de la célula, mejorando con ello la protección contra las heladas.

 

Este mecanismo de protección se forma durante la aclimatación y endurecimiento de las plantas. Para ello se requieren alternativamente temperaturas frías sobre los 0°C y heladas ligeras. Si se produce una helada intensa repentina antes del inicio del reposo vegetativo, las plantas aún no estarán suficientemente acostumbradas a las bajas temperaturas. Además, la elección de la variedad tiene una gran influencia en la resistencia a las heladas.

A la izquierda: Durante la aclimatación se almacenan potasio y azúcar en la célula; estos reducen el punto de congelación y aumentan la presión interna de la célula, de tal forma que los cristales de hielo solo se pueden formar fuera de la célula.

 

A la derecha: Sin aclimatación, los cristales de hielo pueden dañar la membrana celular, de tal forma que la célula deja de funcionar.

Muerte por sequedad debido a las heladas: El potasio y el magnesio brindan protección

Esta es otra causa importante de los daños ocasionados por la destrucción invernal. Cuando el suelo está muy congelado, las plantas no pueden absorber una cantidad suficiente de agua. La consecuencia es que “se mueren de sed”. Esto ocurre, sobre todo, cuando grandes cantidades de agua se evaporan por las hojas, por ejemplo, en caso de vientos fuertes o clima soleado.

 

Un suministro equilibrado de nutrientes puede proteger, por un período limitado de tiempo, de la muerte por sequedad debido a las heladas. Por la función osmótica del azúcar y del potasio, así como la función del potasio en la regulación de las células de guarda, se mejora el equilibrio hídrico y se evita la pérdida incontrolada de agua por las hojas. El magnesio estimula el crecimiento de las raíces, contribuyendo así a que las plantas puedan seguir absorbiendo agua de las capas más profundas del suelo, incluso cuando el suelo está ligeramente congelado, gracias a un sistema radicular bien formado.

Descalce por heladas: Dura prueba para las raíces

Cuando hay fuertes heladas no continuas – por ejemplo, temperaturas sobre cero durante el día y una fuerte helada por la noche – ocurren movimientos en el suelo que pueden arrancar las raíces. Con ello se reduce la absorción de agua. Al inicio del período de vegetación se deben formar primero nuevas raíces antes de que la planta se pueda desarrollar completamente. El descalce por heladas puede ser evitado con una buena recompactación del terreno preparado para la siembra. Asimismo, el suministro suficiente de magnesio influye igualmente en la recuperación de los cultivos a través de la estimulación del crecimiento de las raíces.

 

No existe una protección completa contra los daños ocasionados por las heladas en los cultivos. Sin embargo, el suministro equilibrado de nutrientes con potasio y magnesio ayuda a las plantas a soportar mejor el estrés producido por las heladas y la sequía. Con ello se reduce el riesgo de pérdidas en los ingresos.

Descripciones e informaciones adicionales sobre las sustancias nutritivas:

 

Potasio

 

Magnesio

 

Atrás, a la lista de noticias

Seleccionar un sitio web