Reglas básicas para establecer los síntomas de deficiencia

Deficiencia de boro (B)

Cuando hay una carencia de boro, aparece una coloración amarillenta difusa entre las venas de las hojas que se enrollan hacia abajo. El limbo se hincha y el borde puede morir. Primero se ven afectadas las hojas más jóvenes.

Una deficiencia de boro puede ocasionar en las ramas que los meristemos no sigan creciendo. Entre los síntomas típicos en el racimo se encuentran el corrimiento de la flor y las flores secas, así como las uvas pequeñas.

Tratamiento: Si el suelo es pobre en nutrientes, se deben aplicar en primavera fertilizantes que contengan boro. Cuando se observan los primeros síntomas de carencia en las hojas o se está en un período en el que el riesgo de deficiencia de boro es alto (sequía), se puede efectuar una fertilización foliar con EPSO Microtop® que contiene 0,9 % de boro.

Información adicional

Seleccionar un sitio web