Reglas básicas para establecer los síntomas de deficiencia

Deficiencia de potasio (K)

Los síntomas de una deficiencia de potasio aparecen principalmente en las hojas inferiores más viejas de la planta. Se pueden reconocer por la coloración verde pálida y amarilla del limbo entre las venas de las hojas, cuyos bordes se ven afectados por una necrosis. Esta necrosis tiende a extenderse al interior de la hoja que, en consecuencia, se dobla hacia abajo.

Tratamiento: Una carencia de potasio es muy difícil de tratar una vez que han aparecido los síntomas. Por ello, se recomienda prevenir de antemano la deficiencia a través de una fertilización potásica equilibrada del suelo.

Información adicional

Seleccionar un sitio web