Reglas básicas para establecer los síntomas de deficiencia

Deficiencia de boro (B)

Muy rara vez se puede apreciar en el maíz una carencia visible de boro. La deficiencia de boro se manifiesta mediante un crecimiento reducido de los entrenudos, así como en las hojas más jóvenes a través de manchas necróticas delgadas, blancas y transparentes. Cuando hay una deficiencia aguda de boro, las hojas más jóvenes se secan, se tuercen y pueden arrugarse en las puntas.
La carencia de boro provoca que los granos no estén muy llenos y que las mazorcas sean más pequeñas que las de las plantas con un buen suministro de boro. Las hileras de los granos tienen una disposición irregular.

Un abonado foliar con EPSO Microtop® (0,9 % de B) provee la cantidad de boro que necesita el maíz y evita la deficiencia de este nutriente.

Información adicional

Seleccionar un sitio web