Reglas básicas para establecer los síntomas de deficiencia

Deficiencia de nitrógeno (N)

Cuando hay una deficiencia de nitrógeno, la planta permanece pequeña. El cultivo muestra una coloración que va de verde claro a verde amarillento. Las hojas más viejas adquieren un color amarillo, poniéndose después marrones a partir de la punta, hasta que se mueren. Si la carencia es aguda, el crecimiento es débil y las espigas son pequeñas.

En otoño, la cantidad de nitrógeno que necesita el cereal puede ser cubierta mayormente con las reservas del suelo. Solo cuando se tiene un suelo muy ligero y arenoso es recomendable una dosis inicial de N. Un buen suministro de nitrógeno es importante al inicio del crecimiento de la vegetación, después del invierno, para el crecimiento o la formación de espigas. La cantidad de abono aportado depende de la densidad de plantas y del contenido de Nmin del suelo.

Información adicional

Seleccionar un sitio web