Fertilizantes  ›   Servicio de consulta  ›   Cultivos  ›  

Hortalizas

Calidad para la nutrición humana

Potasio para asegurar un rendimiento óptimo

Azufre y magnesio para asegurar la calidad

Resumen de hortalizas sensibles al cloruro y tolerantes al cloruro

Recomendaciones de fertilización

 

Calidad para la nutrición humana

Las hortalizas son muy importantes para la nutrición humana. Gracias a su alto contenido de nutrientes y su bajo contenido en grasas, las hortalizas son sencillamente benéficas para la salud. Las hortalizas aportan también minerales en la dieta humana, siendo de gran importancia por lo tanto la adecuada fertilización de las plantas.

 

A diferencia de los cultivos agrícolas, las hortalizas son cosechadas en un punto medio del crecimiento vegetativo. Por lo tanto la fertilización debe ser adecuada, y en un preciso momento, para satisfacer la demanda de los nutrientes.

 

Para la calidad de las hortalizas se deben tomar en cuenta los siguientes factores

 

Valor mercado
Calidad interna, Ventaja en salud
Aptitud
Sabor
Nutrientes
Consumo fresco
Color
Minerales
En conserva
Forma
Vitaminas
 
Tamaño
Fibra
 
Peso
 
 
Consistencia
 
 

Inicio de página

 

Potasio para asegurar un rendimiento óptimo

Para garantizar un rendimiento óptimo con máxima calidad es necesario un suministro óptimo de potasio. La mayoría de las hortalizas tienen una alta demanda de potasio. Normalmente es un tercio mayor que la demanda de nitrógeno. La demanda de potasio depende de la cantidad de nutrientes removidos por la planta, lo cual puede ser deferente según lo diferentes tipos de hortalizas.

 

Agrupación de las especies de hortalizas según el nivel de extracción de potasio debido al rendimiento del mercado

 

Escala
K2O
(kg ha-1)
Tipo de hortalizas
Muy baja
< 100
Bróculi, habas enanas, guisantes, varianela, achicoria, rabanillos, col de Bruselas, fríjol de guía, espárragos
Baja
100-150
Coliflor, col verde, lechuga, perejil, puerro, espinaca, maíz dulce, cebollas
Media
150-200
Col china, ensalada „oak leaf“, colinabo, col rizada
Alta
200-250
Endibia, lechuga iceberg, escalora, rábano, repolllo morado, tomate, Repollo blanco
Muy alta
> 250
Hinojo, zanahorias, remolacha roja, apio, calabacín

 

Inicio de página

 

Azufre y magnesio para asegurar la calidad

Azufre – para una alta calidad

Para conseguir una alta calidad de hortalizas se necesita, además de potasio y magnesio, un aporte relativamente alto de azufre. Así es posible, con el azufre aportado por el fertilizante, influir positivamente en la formación de aceites en cebollas y mostazas, los que son importantes para el sabor y aroma. Además el azufre mejora el sabor de diversas coles como también tiene una influencia positiva en el cultivo de espárragos. Una deficiencia en azufre, causada por una ausencia de abonado, produce un desbalance en la relación N/S y por lo tanto un uso poco eficiente del nitrógeno. Esto puede provocar una lixiviación del nitrógeno en el suelo, como también una alta concentración de nitratos en los productos cosechados.

 

Magnesio – mejora el valor en el mercado

El magnesio, el nutriente para el color verde de las hojas, es responsable de la coloración de los productos cosechados. Hortalizas con deficiencia de magnesio presentan un color menos intenso y por lo tanto un menor valor de mercado. Además se producen disfunciones en el metabolismo vegetal y a menudo un aumento de nitratos en el interior de la planta. La demanda de magnesio de la planta es similar a la de fósforo. Dependiendo del rendimiento y del tipo de cultivos, las plantas absorben entre 30-70 kg de MgO / ha.

 

 

¿Qué tipo de fertilizante potásico se necesita para cada cultivo?

La mayoría de las hortalizas son, sobre todo en sus primeras fases de desarrollo (cuando recién germina y como plantula) sensibles al cloruro. Por lo tanto se deberían aplicar como fertilización base antes de la siembra y de la plantación fertilizantes potásicos y magnésicos en forma de sulfatos. El efecto positivo del sulfato de potasio ha sido probado mediante numerosos ensayos midiendo entre otras cosas la tasa acumulada.

Inicio de página

 

Resumen de hortalizas sensibles al cloruro y tolerantes al cloruro

especialmente sensibles al cloruro
durante todo el período vegetativo
son considerados como
tolerantes al cloruro
Frijoles Acelga
Endibia Apio
Pepino Remolacha
Calabaza Espárrago
Calabacín  
Cebolla  

Inicio de página

 

Recomendaciones de fertilización

Como la mayoría de las hortalizas son sensibles al cloruro, se deberían utilizar fertilizantes libres de cloruro.

 

Recomendaciones para la fertilización del suelo

  • Patentkali: en el caso de una buena alimentación del suelo y dependiendo del grupo de hortalizas (Tabla 1 – página inicial) se necesitan entre 300 y 1200 kg /ha.
    Patentkali®
  • 200-300 kg ha-1 de ESTA Kieserit granular para suelos con deficiencia de magnesio y en el caso de una amplia relación K:Mg en el suelo.
    ESTA® Kieserit granular.

 

Recomendaciones para la fertilización foliar

  • EPSO Top como medida complementaria a la fertilización de suelos o EPSO Microtop para prevenir la deficiencia de boro y manganeso. Se recomienda una solución al 2-3 % (20-23 kg ha-1) en una o dos aplicaciones .
    EPSO Top®
    EPSO Microtop®
  • Hortisul para cultivos sensibles al cloruro como también para la fertirrigación. En la fertilización foliar se recomienda una solución hasta de 4 % (4 kg de Hortisul por 100 litros).
    HORTISUL®

Seleccionar un sitio web