Fertilizantes  ›   Servicio de consulta  ›   Cultivos  ›  

Soja

Soja – para la proteína y el aceite de alta calidad

Potasio – para plantas con rendimiento alto y saludables

Magnesio y azufre – para un rendimiento y una calidad óptimos

Boro y manganeso – para la explotación máxima del potencial de rendimiento

Recomendación de fertilización

 

Soja – para la proteína y el aceite de alta calidad

La soja es una leguminosa que crece en ambientes tropicales, subtropicales y templados. Los mayores productores de soja del mundo son EE.UU., Brasil, Argentina y China. La soja es una fuente importante de proteína y aceite de alta calidad. Con un contenido promedio de 40% de proteína y 20% de aceite, la soja tiene el mayor contenido de proteína de todos los cultivos alimentarios. Debido a que la planta posee un alto contenido de proteína, aceite y carbohidratos se le considera muy versátil. El aceite obtenido de la soja es altamente digestible y no contiene colesterol. Además, la torta de soja, un subproducto del proceso de obtención del aceite de la soja, se utiliza como alimento animal con un alto valor proteico en muchos países.

Inicio de página

 

Potasio – para plantas con rendimiento alto y saludables

La soja requiere gran cantidad de potasio, especialmente durante el rápido período de crecimiento vegetativo. La cantidad de potasio disponible tiene un efecto importante sobre el rendimiento y la calidad de la cosecha:

  • el potasio es importante para la activación enzimática, la regulación del turgor osmótico y el transporte de asimilados, por ejemplo almidón y azúcar
  • el potasio es necesario para el metabolismo de carbohidratos y proteínas que son esenciales para el crecimiento vegetativo y para la formación de las vainas y las semillas
  • un suministro adecuado de potasio reduce la caída de las vainas antes de la cosecha
  • el potasio promueve la nodulación de la raíces (fijación del nitrógeno a través de los rizobios)
  • las plantas que están suficientemente suministradas con potasio pierden menos agua por unidad de área de hoja debido a una transpiración más eficiente
  • el potasio tiene una influencia positiva en la calidad de la semilla reduciendo al mínimo el número de vainas encogidas, apergaminados, mohosas y descoloridas

Inicio de página

 

Magnesio y azufre – para un rendimiento y una calidad óptimos

El magnesio juega un rol esencial en la producción de soja pero su importancia es a menudo pasada por alto en los planes de fertilización:

  • la soja es un cultivo de rápido crecimiento que necesita una cantidad suficiente de magnesio para promover la fotosíntesis y la formación de proteínas
  • el magnesio es el átomo central de la molécula de la clorofila que mantiene las hojas verdes y sanas
  • el magnesio desempeña un papel crucial en el movimiento del almidón desde las hojas hacia las vainas y los granos
  • el magnesio se requiere en todos los procesos que consumen energía, como por ejemplo la formación de proteínas y aceites
  • en suelos ácidos, el magnesio ayuda a aliviar la depresión del crecimiento de las raíces que puede ser causada por la toxicidad de aluminio

 

Azufre

  • el azufre se requiere para la formación de proteínas y por lo tanto también para la formación de nódulos nitrificantes en las raíces de la soja
  • un número reducido de nódulos da lugar a la fijación inhibida del N2, que restringe la formación del rendimiento, especialmente si no se aplica una dosis adicional del mineral N
  • la síntesis del aceite y de las grasas de los carbohidratos es dependiente no sólo de un estado satisfactorio del magnesio, pero también de un suministro adecuado de azufre
  • el azufre promueve la formación de aceite y la facilidad de la extracción y se liga directamente a la calidad de las semillas cosechadas

Inicio de página

 

Boro y manganeso – para la explotación máxima del potencial de rendimiento

En condiciones menos favorables del suelo y bajo prácticas intensivas de cultivo, la aplicación foliar de boro y manganeso ayuda a obtener producciones constantemente altas. Ambos microelementos tienen una influencia considerable en la productividad:

  • el boro es importante para la formación de la pared celular, el balance de agua como también para la síntesis de asimilados ricos en energía como azúcar y almidón
  • plantas deficientes en boro presentan a menudo vainas pequeñas y como consecuencia semillas de baja calidad
  • el boro promueve la fijación de nitrógeno y disminuye la toxicidad de aluminio
  • el managaneso activa varias enzimas y es por lo tanto en gran medida crucial para el metabolismo normal del las plantas
  • el manganeso se requiere para la formación de clorofila, así como para la transformación del nitrato en aminoácidos y proteínas
  • el manganeso mejora la tolerancia de las plantas a enfermedades

Inicio de página

 

Recomendación de fertilización

La soja absorbe 30 kg de K2O y 7 kg de MgO por tonelada de grano producido, del cual 15-20 kg de K2O y 4-5 kg de MgO son removidos con la cosecha de los granos (equivale a 25-33 kg de cloruro de potasio y 15.4-19.2 kg de ESTA Kieserit). Cuando se utiliza siembra directa y cuando las pérdidas por lixiviación son bajísimas, las aplicaciones de K y Mg pueden ser ajustadas en base a la remoción y el aporte nutricional del suelo.

 

Bajo condiciones húmedas y con suelos propensos a la lixiviación, una aplicación de 90 - 120 kg de K2O y 20 - 25 kilogramos de MgO (equivalente a 77-96 kg de ESTA Kieserit) se recomiendan para sostener altos rendimientos y mantener los niveles del suelo de K y Mg.

 

Suelos agotados en nutrientes y suelos que tienden a fijar K debido a su contenido de la arcilla pueden requerir dosis de hasta 180 kg de K2O y 50 kg de MgO (equivalente a 192.3 kg de ESTA Kieserit).

 

La aplicación de Mg en forma de ESTA Kieserit garantiza que los requerimientos de azufre de la soja sean cumplidos, especialmente en suelos de zonas tropicales con bajo contenido de materia orgánica.

 

En suelos degradados propensos a una deficiencia de substancias nutritivas o en situaciones induciendo una deficiencia de B y Mn (por fuerte encalado), una aplicación foliar con micronutrientes (EPSO Microtop o EPSO Combitop) es recomendada.

Seleccionar un sitio web