Sobre K+S KALI  ›   Noticias  ›   KALI, en resumen  ›  

Extracción subterránea de sales de potasio y magnesio

Así obtenemos nuestras sales de potasio y magnesio

La empresa K+S KALI GmbH extrae sales de potasio y magnesio en seis minas de Alemania, y tiene una capacidad de producción anual (a plena capacidad) de hasta 7,5 millones de toneladas.

A continuación se describe el proceso de extracción de sales de potasio y magnesio.

Perforación de gran diámetro en la roca

En primer lugar, se utiliza una máquina perforadora de gran diámetro. Con esta máquina se realizan a lo largo de siete metros tres agujeros grandes con un diámetro 280 milímetros en la roca de sal. Con la explosión, la roca se propagará en estas cavidades.

A continuación, la desbrozadora elimina los «detritos» de la colisión.

Alrededor de los agujeros de gran diámetro se perforan ahora los agujeros de voladura.

Estos agujeros se rellenan con explosivos y se preparan para ser explosionados.

Voladura en la mina desalojada

Por motivos de seguridad, la voladura siempre debe realizarse entre los turnos de trabajo, cuando los mineros ya han salido de la mina.

Triturado en las maquinas trituradoras

A continuación, unas palas grandes recogen el material explosionado y lo llevan a las trituradoras. Ahí se tritura para facilitar su transporte. La sal cruda llega a la mina por cintas que recorren varios kilómetros. Una vez en la mina, se extrae directamente a la superficie o se almacena en depósitos de reserva.

Desatado de las «rocas sueltas en el techo»

Mientras tanto, con la ayuda de unas máquinas especiales de desatado de rocas sueltas de los techos (roof scaler) se eliminan de forma controlada las rocas sueltas en forma de cáscara que se han aflojado en los techos de las galerías o en las paredes, para que no se desprendan de forma inesperada.

Una pequeña desbrozadora recoge esas rocas sueltas desprendidas.

Empernado del techo

Con las empernadoras de techos para minas se colocan a continuación los pernos de anclaje. Se trata de barras de redondos roscados de 1,2 metros de largo con una cabeza de expansión en la parte superior que —como si fuera un tarugo sobredimensionado— une las capas de sal entre sí y les confiere de esta forma una mayor resistencia.

El ciclo comienza de nuevo.

 

Atrás, a la lista de KALI, en resumen

Seleccionar un sitio web